Cómo ver todo lo que Facebook sabe sobre vos

La red social ofrece una herramienta para descargar todos los datos que registró de tu usuario

¿Te parastes a pensar en todo lo que Facebook sabe sobre vos? ¿Y sobre las conexiones que hace la red social para obtener todavía más información? La red social más popular del mundo acumula datos de casi 1500 millones de personas.

Aun ajustando la configuración de privacidad, es imposible evitar que la red almacene informaciones sobre vos. En los últimos años, tras casos polémicos como el del austríaco Max Schrems -cuya investigación sobre lo que Facebook sabía sobre él mismo provocó la mayor demanda colectiva contra la empresa, el caso “Europa vs. Facebook”- la empresa ha dejado más claras sus políticas de datos y privacidad.

Quise saber qué era lo que Facebook sabía, así que me bajé los datos sobre mí que tiene la red social -hay que ir a la sección General de la configuración de Facebook y darle clic a Descargar una copia de tu información-, e investigar otros datos almacenados en mi perfil. Google tiene una herramienta similar.

Estas son algunas informaciones sorprendentes que Facebook tiene sobre vos.

Facebook ofrece una herramienta para descargar la información registrada sobre un usuario
Facebook ofrece una herramienta para descargar la información registrada sobre un usuario.

Las “coordenadas” de tu cara

Al bajar una copia de los principales datos sobre mí que tiene Facebook, obtuve un paquete con archivos para fotos y videos, y un archivo llamado index.htm que hay que abrir en un navegador. Ese archivo permite visualizar esas informaciones de manera organizada.

Tras la primera página del archivo, donde están las informaciones personales, es posible ver tres líneas de números que equivalen a una especie de impresión digital de tu rostro, según Thiago Tavares, de la organización Safernet.

“Hay 34 puntos en la cara que son fijos. La distancia entre esos puntos se puede calcular, y ese cálculo permite que un algoritmo consiga identificar automáticamente una cara“. Es por eso que, cuando un amigo sube una foto en la que salés, Facebook consigue saber que sos vos quien está en ella y sugiere que te etiqueten.

Pero podés impedir que la empresa guarde ese mapa de tu cara y te reconozca en las fotos. Para hacerlo, tenés que ir a Configuración de biografía y etiquetado y escoger la opción Nadie en la pregunta ¿Quién recibe sugerencias para etiquetarte en fotos en las que parece que estás presente?

Dónde estás, dentro y fuera de Internet

Una de las secciones más sorprendentes en Facebook es la de Seguridad. Allí hay información sobre las computadoras, celulares y tabletas que usaste para entrar en la página.

En mi caso, la lista cubría los tres últimos años. Allí están las IPs y también las fechas y horarios en los que accedí a Facebook, los navegadores que utilicé y hasta la operadora del celular con el que me conecté.

El archivo también tiene cookies que Facebook almacenó en su navegador, archivos que registran rastros de navegación sobre el tiempo que permanecí en cada página, la secuencia de clicks que hice, los datos que coloqué en un formulario online, etcétera.

“Si deshabilito en mi computadora el almacenamiento de cookies, no puedo usar Facebook ni muchas páginas y servicios. Por eso estos productos no son gratis como piensa la mayoría. Pagas con tus datos personales y con tu privacidad”, dice Tavares.

Incluso las fotos que compartís en tu perfil pueden trazar datos detallados sobre dónde estabas cuando la sacaste.

Fotos en tu celular

La sección de fotos sincronizadas de los datos bajados de Facebook también es intrigante. Como yo no tenía ninguna, no sabía exactamente qué se almacena en ese apartado.

La aplicación de Facebook para smartphones tiene actualmente una opción para sincronizar automáticamente su celular con tu perfil en la red.

Si usás mucho la opción de conectar con Facebook en otras páginas y servicios, debés saber que lo que hacés en esas páginas también podrá ser utilizado en la red de Mark Zuckerberg.

Si se habilita la opción, la página se comunica con tu celular y transfiere las últimas fotos que sacaste, sin que necesites hacerlo manualmente, a un álbum privado. Si querés, podés hacer que ese álbum sea público y compartir fotos con amigos.

Thiago Tavares alerta de los peligros de la herramienta. Si alguien consigue la contraseña de tu cuenta, tendrá acceso a ellas.

“Muchas publicaciones no intencionadas de fotos íntimas acaban sucediendo así, como la activación de la sincronización de fotos automática del celular en Facebook. La persona no lo sabe”, afirma.

Lo que te gustaría comprar

En la sección Anuncios de mi archivo de datos, encontré una larga lista de empresas y temas que Facebook cree que me gustaría ver en mi muro.

La mayoría de los ítems era correcta, pero algunos no tenían mucho sentido, como películas que no me gustan mucho o nombres de ciudades con las que no tengo relación. Más abajo hay una lista de anuncios a los que yo hice clic en el sitio.

Según Tavares, Facebook decide qué anuncios te muestra a partir de tu comportamiento en la red social. Si no quiero ver más anuncios en Facebook, no hay nada que pueda hacer, dice Tavares.

“Es imposible no ver anuncios en Facebook, de la misma forma en que es imposible tener un 100% de privacidad usando redes sociales. Una cosa es incompatible con la otra. Es vendiendo anuncios como gana dinero la plataforma”.

Pero, ¿significa esto que la empresa está enviando esa información sobre vos a otras empresas? Facebook dice que no y, según Tavares, no es posible demostrar lo contrario

Todas tus búsquedas

No todos los datos que Facebook almacena sobre vos están en ese archivo disponible para descargar. Todas tus interacciones, comentarios, me gusta y búsquedas en la red social desde el momento en que entraste, están almacenados en el Registro de Actividades. Para llegar ahí, hacé clic en la flecha hacia abajo en la esquina superior derecha de la página, al lado del candado.

Uno de los detalles sorprendentes que encontré en esa sección, en el ítem Fotos, son todos los videos que vi dentro de Facebook, aunque no haya hecho me gusta en los posts en los que estaban ni escrito comentarios. Basta darle al play y el sitio registra que lo vi.

De igual manera, está registrado todo lo que tecleé en la sección de búsquedas desde que creé mi cuenta en 2007:

  • nombres de personas,
  • eventos
  • y otras palabras clave.

El registro de actividades es la mejor manera de saber, en tiempo real, la información que le estás dando al sitio. Si compartís canciones que estás oyendo, libros que estás leyendo, si decides ver posts de un amigo en tu muro o confirmar la presencia a un evento. Todo estará ahí.

vía: http://goo.gl/RwxDZBnombres de personas, eventos y otras palabras clave.

10 errores de las pymes en las redes sociales

PymesLas redes sociales van integrándose cada vez más en nuestras vidas. Y como autónomo o empresario sientes la “necesidad de estar presente”.

En este artículo encontrarás los errores más habituales de las pymes en redes sociales. Algunos de ellos los hemos cometido nosotros también. ¡Esperamos que te sean útiles!

1. Esto de las redes sociales no va con mi negocio

Aunque pienses que tu negocio no debe estar en redes sociales, tus clientes y tu público objetivo sí están allí. Y no tengas ninguna duda de que hablan de ti. De modo que estás y estarás aún más en el futuro aunque tú no quieras.

Y puestos a estar, quien mejor que tú para hablar de tu marca o tu empresa. Debes estar.

2. Abrir perfiles en todas las redes sociales

Uno de los errores más comunes es abrir perfiles en todas las redes sociales que localizamos como si nos fuera la vida en ello.

Ojo con esto porque abrir perfiles es muy fácil pero mantenerlos no. No debemos abrir perfiles sin más, debemos analizar en qué redes sociales están nuestros posibles clientes y abrir nuestro perfil allí.

3. Perfiles abandonados

En muchas ocasiones este error es consecuencia del anterior. Abrir múltiples perfiles acaba por darnos mucho trabajo y acabamos dejando perfiles muertos, sin contenidos nuevos.

Un perfil sin actividad es peor que no tener un perfil. Así que al punto dos me remito. Debemos centrar nuestros esfuerzos en las redes sociales donde está nuestro público objetivo. No debemos estar por estar.

4. Ser pesados

Una de las cosas que más odiamos todos cuando estamos en redes sociales es que nos bombardeen con publicidad. De modo que como generadores de contenido no podemos hablar sólo de nuestro producto.

Debemos generar comunidades alrededor de un tema y para ello es necesario que nuestros contenidos sean interesantes más allá de nuestro producto. Para  conseguirlo es recomendable usar la regla del ⅓. De cada 3 posts sólo 1 debe hablar de nuestro producto directamente, el resto no.

Podemos generar contenidos o hablar de temas que tienen que ver con nuestro público objetivo. En nuestro caso veréis que a menudo hablamos de temas de productividad, compartimos viñetas de humor o publicamos noticias y blogs relacionadas con el mundo de la empresa y los autónomos o emprendedores.

5. Pensar que el impacto será alto e inmediato

El trabajo en redes sociales es lento. Hay que ir creciendo poco a poco y tener mucha paciencia. Quizá no tenga un impacto directo en nuestras ventas pero sí ayuda a mejorar la imagen de nuestra marca.  También genera confianza en nuestros usuarios.

Además, es un excelente canal para mantener activa la comunicación con nuestros clientes.

6. Ser unidireccionales

Las redes sociales son un canal de comunicación, y la comunicación implica conversación. No son un canal de información donde lanzar mensajes y punto.

De modo que es muy importante establecer conversaciones con nuestros seguidores o fans. Hacerles participar, responder a sus preguntas, responder sus comentarios o preguntarles directamente.

Estas acciones son básicas para que nuestros seguidores se sientan parte de la marca, para que la sientan suya.

7. Hablar el mismo idioma en todas las redes

Alguien dijo que Facebook es como un bar de amigos, twitter la plaza del pueblo y Linkedin la máquina de café de tu empresa. ¡Y es cierto!

No podemos hablar en el mismo tono ni explicar las mismas cosas en cada una de estas situaciones. Tampoco podemos hacerlo en las redes sociales. Comprender qué lenguaje se habla en cada una de ellas y qué está haciendo allí nuestro público objetivo nos ayudará a conseguir publicaciones más efectivas.

8. No citar las fuentes

No hagas a otros lo que no te gusta que te hagan a ti. Citar las fuentes de lo que publicas en las redes sociales es básico. Si usas una viñeta o una foto por ejemplo, asegúrate de citar al autor.

9. No usar imágenes

Somos animales visuales de modo que las imágenes tienen muchísima importancia.

Hay que usar imágenes en nuestras publicaciones. Y esto no lo decimos nosotros, hay múltiples estudios que dicen que el porcentaje de interacciones con una determinada publicación (likes, compartidos, retweets, menciones,….) aumenta mucho cuando esta tiene una imagen bonita que la ilustra.

10. Demasiado ruido en las publicaciones

Una tentación en la que es fácil caer es redactar publicaciones larguísimas explicando mil y una cosas. Estamos en la era de twitter, de los contenidos cortos y precisos.

Nuestra recomendación es que en cada publicación comuniques una sola cosa, con un texto breve y con un solo enlace. El enlace donde realmente quieras que tus lectores hagan clic.

Podés leer algunas recomendaciones de cómo mejorar vuestras publicaciones de Facebook en este infográfico.

Somos animales visuales de modo que las imágenes tienen muchísima importancia.

Hay que usar imágenes en nuestras publicaciones. Y esto no lo decimos nosotros, hay múltiples estudios que dicen que el porcentaje de interacciones con una determinada publicación (likes, compartidos, retweets, menciones) aumenta mucho cuando esta tiene una imagen bonita que la ilustra.

Fuente: https://goo.gl/0ehJ2d

¿El Triángulo de las Bermudas de la productivilidad?

El triángulode las bermudas del trabajoTal vez lo sea para alguien que NO trabaje con las redes sociales, para un CM esto es el libro de la vida laboral.

Coca Cola, una máquina publicitaria en la jornada laboral

Ayer, luego de ver este anuncio publicitario de Coca Cola, pensé que estaría bueno remarcar ciertos aspectos publicitarios que alteran nuestra conducta cotidiana.

Recuerdo comentarios de mi abuela Celia, diciéndome que en el trabajo, cada tanto hacía una pausa y se tomaba una Coca. Esto no es casual, dado a que en 1950, las campañas de Coca Cola estaban destinadas a ese público en particular.

El tema es, habiendo redes sociales hoy por hoy y con cierta cultura que atenta sobre la “caja boba”, seguiremos siendo un público cuyas conductas son fáciles de alterar con el mensaje publicitario. ¿Cuáles serán los resultados de acá en adelante?

Cartografía Argentina de las Redes Sociales

He aquí las redes sociales más visitadas de la Argentina.

Hootsuite lanza una herramienta para crear concursos y campañas sociales

El pasado mes de julio, la aplicación de gestión de social media Hootsuite adquirió la plataforma de campañas sociales Brightkit (que, por otra parte, había sido cofundada por su CEO, Ryan Holmes). Hace unos meses, el CEO de Brightkit, Richard Hungerford, describía así su plataforma: “Las marcas se pelean por encontrar formas innovadoras de involucrar a sus audiencias online. Brightkit resuelve ese problema: las campañas de marketing social son un 30-60% más eficaces por cada dólar gastado que la publicidad en Internet tradicional. Hemos diseñado una plataforma perfecta para las grandes marcas y agencias”.

https://hootsuite.com/campaigns

Entre las opciones de personalización destacan:

  • Diseño personalizable (colores, fuentes, etc.).
  • Campos de entrada totalmente configurables (dirección de e-mail, país, profesión, etc).
  • Posibilidad de compartir la campaña a través de las principales redes sociales (Facebook, Twitter, etc).
  • Integración de las campañas con herramientas de análisis web como Google Analytics y Omniture.

Tipos de campañas disponibles:

  • Concursos fotográficos o de vídeo: Nuestra comunidad podrá enviar, compartir, votar y comentar fotos o vídeos.
  • Concursos de textos: Los miembros de la comunidad podrá participar en un concurso remitiendo contenidos escritos.
  • Concursos de subtítulos: Los participantes podrán competir los mejores subtítulos o textos para comentar imágenes y vídeos.
  • Sorteos virales: Los usuarioss podrán dejar un comentario o enviar un correo electrónico para tener la oportunidad de participar.
  • Galerías visuales: Permite el uso de hashtags para mostrar automáticamente fotos y vídeos en una galería.
  • Feeds sociales: Permite usar Instagram, Twitter o Vine para crear feeds sociales de marca.
  • Inscripciones: Permite el envío de boletines, la creación de formularios de registro de correo electrónico, etc.

vía ticbeat.com

La cultura mobile y sus contraindicaciones

Cómo fueron cambiando las redes sociales a lo largo del tiempo

 

 

¿Qué tan seguido deberíamos postear en facebook?

Según un estudio de SocialBakers, para una marca deberíamos hacer entre 5 a 10 posts por semana y en caso de ser un canal de noticias podríamos maximizar ese número 10 veces.

Para marcas, 1 post por día en los últimos 3 meses :

Para los canales de noticias, 7,1 por día en los últimos 3 meses:

Para seguir hablando, clickeá acá

Partiendo de la premisa, “quiero estar en facebook”

Pasamos a hablar del “para qué”.

Por Guido Morcillo Nardelli

Hoy estamos dentro de una sociedad donde amplificamos nuestra capacidad de “socializar” a más de dos medios al mismo tiempo. Un ejemplo de esto, sería estar hablando con alguien vía mail en el trabajo y al mismo tiempo estar respondiendo a otro cliente vía skype. Dado el puntapié inicial en facebook, la red social con más de 14 millones de argentinos, una empresa decide crear su propia “fanpage”. En este punto nos vamos a detener unos buenos párrafos.

Sabiendo que ya estamos en facebook, que tenemos a nuestra red de “amigos” ahí y que también querés incorporar a tus clientes en esta red social, el próximo paso sería fidelizarlos o bien, aportar contenido relevante para este intercambio de opiniones, productos y experiencias “sociales” con nuestros productos. Para este paso, es recomendable tomarse un tiempo, sea quien sea el que vaya a gestionar el facebook de tu empresa. Este tiempo va a estar dedicado a planear una estrategia reconociendo todo tu potencial online o bien, tus debilidades. De esta manera, no empezaríamos con sorpresas dentro de esta red social. Si ese tiempo que tomaste para plantear tu estrategia y entender qué es lo que querías aprender o aprehender de esta red social no fue suficiente, tomate un tiempo más largo… Podríamos citar a varios autores sobre “estrategias” y ya habrás leído algo sobre el tema si te dedicás al marketing o bien, formas parte de los ejecutivos que toman decisiones dentro de una empresa. Pero si tu empresa no se tomó la mostia de focalizar en “qué es lo que quiere” y cómo lo quiere comunicar, difícilmente tu paso por las redes sociales sea redituable.

Caso contrario de esto, podría ser que tu empresa tenga muy en claro el mensaje que quiere comunicar y cómo lo quiere hacer pero por tendencias o bien, una “modernización” contextual, quiere estar en facebook. En este caso, no deberían tener problemas si es que contactan a un buen profesional para que haga el trabajo. Dada esta sitación que estamos planteando en nuestro imaginario, comenzaríamos un proceso donde el “community manager” gestionará la VOZ de tu empresa en redes sociales y coordinará futuras acciones dentro de la misma. Vas a tener que ser paciente, dado a que es un proceso largo y tedioso al comienzo cuando todos queremos llegar a los 100.000 fans y no pensamos en otra cosa. Acá es cuando volvemos a la “estrategia” que hablábamos al comienzo y nos replanteamos “qué quería nuestra empresa en las redes sociales”. Dentro de una estrategia, hay varios objetivos y podríamos comenzar por evaluar cómo es la interacción y qué temas deberíamos replantear para aclarar todas las dudas de los fans que algún día nos gustaría convertir en clientes.

Como conclusión y para darle un cierre a esta etapa inicial de la que vamos a tener que volver a hablar si es que no tomaste los apuntes necesarios, podemos decir que las redes sociales son un muy buen lugar para convivir y interactuar con futuros clientes y fidelizar a los que ya nos compran. Repetimos, es un proceso largo y los resultados como todo proceso llegan a largo plazo. Una única sugerencia, hay que “creer” en esto, poner todo lo que la empresa tiene para dar y volver a enamorar tanto a los clientes que están, a los que se fueron y a los que están por venir. Esperamos que no bajen los brazos y fomenten las buenas prácticas dentro de estas redes sociales. No se dan una idea de cómo van a ser los próximos años … ¡Nos vemos en la próxima nota!